Un vínculo que no cambia

Sabemos que el amor por tu mascota es único y valioso; y con el paso del tiempo se va fortaleciendo con las experiencias compartidas. Pero con los años, algunas cosas comienzan a variar. ¿Ves alguno de estos cambios en tu mascota?

Se cansa con
facilidad
Ya no le interesa
el juego
Ya no me recibe
cuando llego a casa
Le cuesta levantarse
Duerme la mayor
parte del día
Suele ladrar o maullar
sin sentido
Toma más agua y orina
en cualquier lado
Gruñe y a veces
hasta reacciona mal
Su mirada y el brillo de
su pelo ya no son los
de antes
A veces se desorienta
con facilidad
Close

Es probable que tu mascota esté entrando a la edad adulta.

Conoce más sobre esta nueva etapa haciendo click aquí